“Celebramos el camino hacia la definición de una agenda humanista, amplia y basada en los derechos humanos”

mayo 18, 2015 en América Latina y el Caribe, Desde Corea, Internacional, Noticias, Sem categoria por Fabíola Munhoz

En el Foro de ONGs que antecedió al Foro Mundial sobre la Educación, la coordinadora de la CLADE y presidenta de la Campaña Mundial por la Educación, Camilla Croso, destacó avances y desafíos pendientes en la actual propuesta de la agenda de educación hasta el 2030. “Nuestra principal lucha es para que no haya retrocesos”, dijo

Foto: Maria Rehder/Campanha Nacional pelo Direito à Educação

Foto: Maria Rehder/Campanha Nacional pelo Direito à Educação

En el marco del Foro de ONGs, que se realizó los días 18 y 19 de mayo en Incheón, Corea, en preparación al Foro Mundial sobre la Educación, la coordinadora general de la CLADE y presidenta de la Campaña Mundial por la Educación, Camilla Croso, participó en el panel “Análisis de la propuesta de la agenda de educación post-2015 y del borrador del marco de acción para la educación del 2015 al 2030”.

En su intervención durante este debate, destacó las principales conquistas de la sociedad civil respecto al actual contenido de la agenda de educación post-2015 y su marco de acción. Entre ellas, valoró que se haya acordado sobre: la definición de una agenda humanista, amplia y basada en los derechos humanos; la garantía de al menos 12 años de educación pública y de calidad para todas y todos, incluyendo 9 años de educación gratuita y obligatoria; el reconocimiento de la educación inclusiva y la superación de todas las formas de discriminación como una prioridad; y la definición de un concepto amplio de calidad, más allá de los resultados mensurables y de exámenes estandarizados de evaluación educativa.

Señaló también como logros la consideración de las y los docentes como actores clave para la realización del derecho humano a la educación, el reconocimiento del derecho a la participación de la sociedad civil en la definición, monitoreo y evaluación de las políticas educativas y el hecho de que la actual propuesta de agenda esté integrada a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), reafirmando la indivisibilidad de los derechos humanos y de la educación como un factor clave para que se pueda alcanzar la justicia social y ambiental.

Camilla además comentó los desafíos pendientes respecto a la definición del contenido de esta agenda y su implementación. Sobre el texto de las metas, alertó que 12 años de educación primaria y secundaria gratuitas deben ser un compromiso de los Estados, y no solamente una recomendación. Asimismo, afirmó que la educación intercultural y en lengua materna, así como la educación para personas con discapacidad, deben tener más énfasis en la nueva agenda. “Igualmente se deben abordar las causas de los ataques y violencia que afectan nuestras escuelas, incluyendo la importancia de la reducción de los gastos de los Estados con las fuerzas militares”, afirmó.

La presidenta de la CME aún destacó que los Estados deben asumir el compromiso de invertir al menos el 6% del PIB y al menos el 20% del presupuesto público en educación, y a la vez hacer un llamado al aumento de la ayuda humanitaria para la realización de este derecho.

Sobre los retos para la implementación de la nueva agenda, Camilla subrayó, entre otros puntos, la necesidad de fortalecer los sistemas públicos de educación como forma de promover la igualdad y la no discriminación, en oposición a las tendencias de privatización de este derecho, y la necesidad de garantir mecanismos que amplíen y reconozcan la participación de la sociedad civil, inclusive buscando el aumento de la participación de niñas, niños, adolescentes y jóvenes en los procesos decisorios. Descargue aquí la ponencia de Camilla Croso (en inglés).